Sábado 19 de Setiembre de 2020 - 5:2 hs.
Publicaciones de Afiliados  
Salud Mental

18/03/2014

Salud Mental (Parte II)

Aún hoy no se aprecia en nuestro país el valor social negativo que representan las enfermedades mentales, las enfermedades degenerativas del cerebro y la discapacidad en general

 -

La salud pública tuvo en otros tiempos como principal problema a solucionar la erradicación y control de las enfermedades epidémicas y después las endémicas que justificaban altos índices de mortalidad. Controladas estas enfermedades la preocupación de la autoridad sanitaria se dirigió a combatir la mortalidad maternoinfantil que sigue siendo un gran problema en varias provincias de la Argentina y actualmente lo que prevalecen son las enfermedades crónicas, degenerativas, la geriatría y las enfermedades mentales.

Aún hoy no se aprecia en nuestro país el valor social negativo que representan las enfermedades mentales, las enfermedades degenerativas del cerebro y la discapacidad en general.

Estas enfermedades son tenidas en cuenta cuando cuestan una jubilación o pensión prematura, una discapacidad o invalidez, muchas partidas dinerarias especiales en los presupuestos nacional, provincial o municipal, delitos y hasta crímenes cometidos por locos o psicópatas, judicialización con pleitos y reclamos sin fin por ayudas, asistencia, subsidios.

Cada vez más las enfermedades neuropsiquiátricas constituyen un importante problema para la salud que no tienen solución sólo con un enfoque asistencial médico.

La idea y la praxis que lleva demasiados años de frustraciones de clasificar y estibar los enfermos mentales y/o neurológicos crónicos como residuos humanos, al decir de Ramón Carrillo en los años de la década del ´40 del siglo pasado, en hospitales u hospicios reciclados es científicamente inconsistente, anacrónico, sumamente costoso en términos de financiación y deleznable desde el punto de vista psicosocial.

Desde esa época la Argentina ha establecido la protección de la salud como derecho y la obligación o deber del Estado de proveer a esa protección a lo que se suman una serie de derechos sociales.
En el caso de las enfermedades mentales no debe predominar el criterio biológico o el jurídico en exclusiva; se puede ser demente, alienado, loco, psicópata, enfermo mental de hecho y de derecho.

La taxonomía psiquiátrica o clasificación de las enfermedades mentales sigue teniendo hasta el presente un alto grado de imprecisión en sus definiciones pese a las sucesivas ediciones del DSM ( Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), hay diversidad de criterios de los psiquiatras y psicólogos, hay multiplicidad de doctrinas y teorías, hay un empleo arbitrario de la terminología, hay vaguedad o límites borrosos de los cuadros clínicos de las enfermedades y pese a la evolución y a la aplicación de las nuevas tecnologías para el diagnóstico neuropsiquiátrico y la medicalización con los grandes avances en psicofarmacología logrados en los últimos tiempos es en muchos casos excesiva sin desconocer sus beneficios en casos concretos.

Sigue siendo problemático e impreciso clasificar, establecer un diagnóstico de certeza y determinar la causa de las enfermedades mentales en términos generales.

Estamos todavía anclados en el criterio de incompatibilidad funcional por la que los enfermos mentales no pueden ser asistidos o internados en los hospitales generales lo que constituye una herencia ideológica negativa y acrítica a partir de los antiguos manicomios.

Los inconvenientes sólo existen en la cabeza de algunos profesionales que no saben psiquiatría y que tienen prejuicios no resueltos acerca de los problemas mentales; anexos de internación psiquiátrica aguda y consultorios psiquiátricos y de psicología en los hospitales generales son viables, necesarios, de muy bajo costo y deben actuar en coordinación con los servicios de clínica general y algunas especialidades.

por Leonardo Strejilevich

     
© 2004-2017 Caja de Jubilaciones y Pensiones para Médicos de Salta. Todos los derechos reservados.
España Nº 311 - (CP: 4400) Ciudad de Salta - Argentina - Tel./Fax: (+54 0387) 4224180 - 387 2424542
Email: consultas@cjpms.org.ar.
Sitio desarrollado por Pablo Dragone (pablodragone@gmail.com)