Sábado 19 de Setiembre de 2020 - 6:34 hs.
Publicaciones de Afiliados  
Arte y artistas

13/05/2013

Arte y artistas

La obra maestra es aquella en que la imaginación, por más que nos esforcemos, no puede perfeccionar más esa obra

“La pintura es una poesía que se ve” - Leonardo Da Vinci

 -

El arte es un rasgo distintivamente humano y da cuenta, entre otras cosas, de una parte significativa de la evolución de su cerebro. La labor artística se asocia con la creatividad o la actividad creadora. Hasta el siglo XIX las obras de arte han sido la imagen de alguna cosa existente o no, vinculadas a la religión, la decoración y al placer estético.

Nuestra relación con las obras de arte no sólo se establece en los museos. Al placer del ojo se le agregó la búsqueda destinada a la recreación de lo existente. La memoria óptica ha sido creadora de cultura. Las llamadas obras maestras llevan en sí mismas su genio. La obra maestra es aquella en que la imaginación, por más que nos esforcemos, no puede perfeccionar más esa obra. La obra maestra suele ser la más significativa del inventor de un estilo.

Las obras de arte pretenden acercarse a una estética y belleza ideales y míticas heredada fundamentalmente de los griegos. El arte puede  servir a la política y a la publicidad. Todo gran arte modifica las artes pasadas. El arte se adueña de un cierto número de apariencias e ilusiones acerca de las cosas representadas. Pascal decía: “¡Qué vanidad la de la pintura, que atrae la admiración por el parecido con cosas de las que no se admiran los originales!”.

El arte, por varios siglos, no ha sido más que la ilustración de una respuesta dada por una civilización o una cultura. La pintura fue la encargada de adornar las realidades y los sueños; el medio de expresión más importante del pintor no es el dibujo ni el color, sino el personaje. La fatiga y la desazón del pueblo han sido, muchas veces, transfiguradas por el arte. El arte románico había sido una alabanza de Dios y renacería más tarde sin Dios. Los cuadros tenían que ser pintura y espectáculo, una ficción convincente.

El hombre, desde siempre, tuvo voluntad de representación aplicando lo que conocen como aquello que no han visto nunca; el arte es una metamorfosis del mundo real. El arte funda su acción en la expresión simbólica de sentimientos que conocemos o en la expresión irracional. Todo arte que logra llegar al pueblo es una expresión de sentimientos: ternura, tristeza, alegría, patriotismo, angustia, amor. El arte sólo nace a través de un arte anterior; el mundo del arte no es un mundo idealizado, es otro mundo.

Artista es el que crea formas ya sea embajador como Rubens, funcionario y amigo del rey como Velázquez, rentista como Cézanne, alucinado como Van Gogh o vagabundo como Gauguin. No hay estilo neutro como no hay lengua neutra; no hay representaciones sin estilo así como no hay pensamientos sin palabras. No hay arte sin ruptura. La vida de muchos artistas, pintores o escultores, suelen ser patéticas como sus obras.

Es difícil que una sociedad comprenda el genio de los artistas exceptuando un reducido número de ellos. La sociedad admira los resultados de la actividad artística aunque no comprenda la cosa en sí. Ninguna obra de arte es la expresión instintiva de la experiencia común. El arte no es un adorno del mundo y la deformación coherente es un medio de creación. Lo que queda de un gran artista ya se crea al servicio de Dios, de la belleza, de sí mismo o de la pintura es la magnitud de la densidad de su arte.

por Leonardo Strejilevich

     
© 2004-2017 Caja de Jubilaciones y Pensiones para Médicos de Salta. Todos los derechos reservados.
España Nº 311 - (CP: 4400) Ciudad de Salta - Argentina - Tel./Fax: (+54 0387) 4224180 - 387 2424542
Email: consultas@cjpms.org.ar.
Sitio desarrollado por Pablo Dragone (pablodragone@gmail.com)